¿Quiénes

somos?

Asociaciación Daño Cerebral Invisible

La asociación está formada por personas con DCA (por TCE, ictus, tumores y otras patologías cerebrales), familiares y amigos. Se creó para dar a conocer las limitaciones más invisibles, a través de testimonios en primera persona de afectados y familiares y opiniones profesionales.

El proyecto surgió a partir de la experiencia en primera persona de la mayoría de las personas que configuran la asociación. 

El desconocimiento social y muchas veces profesional de estas secuelas invisibles no facilitan la rehabilitación ni la aceptación de las personas que lo sufren. Por ello nos parece muy importante poder darles visibilidad y sensibilizar a otras personas a través de testimonios.  

DCA y otras dolencias. Asociación Daño Cerebral Invisible.

Nuestro principal objetivo es dar a conocer las consecuencias más invisibles de una lesión cerebral súbita a las personas afectadas, a las personas que les rodean y a los profesionales

Mejor valoración

Mejor diagnóstico

Mejor tratamiento

Mayor comprensión

Mejor aceptación

Mejor adaptación

Isotipo Asociación daño cerebral invisible.

¿Qué

hacemos?

Nos dedicamos a la divulgación del conocimiento de las limitaciones invisibles de una lesión cerebral súbita, a través de escritos, vídeos y charlas. Testimonios en primera persona de los afectados y familiares, y aportaciones técnicas de profesionales de la neurorehabilitación. 

También queremos tratar de mejorar la calidad de vida de las personas con DCA con herramientas y acompañamiento. 

Hemos sido invitados como Asociación de Pacientes en el Proyecto BRAINI2, financiado por la Unión Europea, aportando nuestra perspectiva y experiencia como pacientes para realizar una mejor valoración y seguimiento de un TCE aparentemente leve.

Asociación Daño Cerebral Invisible.

Proyectos

Braini2

Blood biomarkers to improve diagnosis and management of mild traumatic BRAIN Injury in vulnerable patients.
Actualmente participamos como asociación de pacientes en este proyecto, financiado por la Unión Europea, aportando nuestra perspectiva y experiencia para contribuir a conseguir una mejor detección de un posible DCA tras un TCE leve y una mejora de su valoración y seguimiento. 
El proyecto incorpora el uso de los prometedores biomarcadores para predecir una posible lesión traumática tras un TCE aparentemente leve, tratando de reducir así la radiación excesiva y disminuir el tiempo de comienzo de una rehabilitación cuando necesaria.

Testimonios

Grabación de vídeos testimoniales y escritos de afectados, familiares y opiniones profesionales

Blog

Aurora Lassaletta mantiene su blog de referencia con nuevas entradas periódicas

Libro

El libro “El Daño Cerebral Invisible” de Aurora Lassaletta, divulga las secuelas invisibles.

Isotipo Asociación daño cerebral invisible.

Equipo

Aurora Lassaletta

En 2005 mi vida y la de mi familia dio un vuelco, debido a un TCE causado por un accidente de tráfico grave, que me provocó un daño cerebral que tardé en descubrir y del que llevo aprendiendo muchos años. Toda la atención tras el alta hospitalaria fue para la rehabilitación de la movilidad; y las secuelas cognitivas, emocionales y conductuales tardaron mucho tiempo en diagnosticarse, verse en unas pruebas de neuroimagen específicas y recibir un tratamiento rehabilitador adecuado. 

Soy Psicóloga Clínica. Antes trabajaba en la sanidad pública, y eso no lo pude retomar

A mi nuevo ritmo acompaño emocionalmente a personas con DCA a lo largo del proceso de rehabilitación y aceptación.  Mi misión se ha convertido en dar visibilidad a estas secuelas silenciosas, para que a otros no les pase como a mí. En 2017 se publicó mi libro «El Daño Cerebral Invisible» Ed. GIUNTIEOS («The Invisible Brain Injury». Routledge) El conocimiento de lo que nos pasa y su rehabilitación o compensación con herramientas nos ayuda en nuestra reconstrucción de la identidad. 

Con este objetivo he creado esta asociación, rodeada de un súper equipo con mucha ilusión por trabajar juntos. 

Verónica Martínez. Asociación daño cerebral invisible.

Verónica Martínez​

Soy Verónica, coruñesa, madre de Cecilia y Teo y arquitecta urbanista de formación. Desde 2004 vivo y trabajo en Madrid como consultora en urbanismo y movilidad, especialmente dedicada a la infancia y su relación con la ciudad y el espacio público.
En 2013 tuve un politraumatismo en accidente ferroviario con un TCE severo que me causó un Daño Cerebral. Hice la neurorrehabilitación en el CEADAC, donde descubrí la complejidad cerebral y su relación con la autonomía personal. Desde 2015, imparto los talleres “Camino al CEADAC” sobre accesibilidad y movilidad, para ayudar a recuperar la autonomía personal en los desplazamientos urbanos después del dca. En 2020 hice el Máster en Discapacidad, Autonomía Personal y Atención a la Dependencia de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Fundación Derecho y Discapacidad.

Alicia Artiaga. Asociación daño cerebral invisible.

Alicia Artiaga​

Soy Alicia y tengo una lesión cerebral invisible a ojos de la mayoría. Me cuesta encontrar mi sitio, porque la mayor parte de las capacidades que reconocía en mí no han menguado desde mi accidente de moto. Son algunos procesos a los que no prestaba atención (como planificar, iniciar tareas o domar mi voluntad) los que no funcionan como antes. Imagino mi cabeza conectada a un embudo con una boca de salida muy estrecha. A un lado, un hervidero de ideas, hipótesis y proyectos; al otro… un hilillo que a menudo se me antoja raquítico. Entiendo, más que nunca, el valor y la belleza del trabajo en equipo. Ingeniera Superior de Telecomunicaciones y Coach especializada en Adolescentes y Familia, desde siempre con interés genuino en la persona y ahora, también, obsesionada por los mecanismos que nos incitan a pasar a la acción. Acompaño a personas de edades diferentes y capacidades diferentes, segura de que el camino de todos pasa por entender que nuestros talentos son complementarios.

Rafael P. Martínez. Asociación daño cerebral invisible.

Rafael P. Martínez

Mi nombre es Rafa, soy educador y me interesa muchísimo todo lo relacionado con la diversidad y la inclusión social; desde 2021 vivo todo esto en primera persona. En febrero de ese año tuve un ictus y a raíz de ello tengo daño cerebral adquirido, “algo” que limita mi capacidad para mantenerme concentrado, memorizar o comunicarme con los demás. Estas
limitaciones que, en ocasiones, cuestan reconocer a simple vista suponen para mí un gran reto. Por eso, tras mi paso por el CEADAC y conocer a Aurora Lassaletta comencé a ser
consciente de la importancia que tiene visibilizar el daño cerebral invisible.

Raquel García

Soy Raquel, una colección de piezas de puzzle entre aventurera, librera, escritora y psicóloga, en busca de reencontrar una identidad.

Tuve una FAV (fístula arteriovenosa) que tardaron más de un año en diagnosticar y que se complicó en quirófano.

Tengo problemas con la atención, la organización, el ruido, inhibir distractores y el cansancio cognitivo, a cambio he ganado una manera diferente de relacionarme con el mundo y muchas ganas de seguir adelante.

Andrés Melero. Asociación daño cerebral invisible.

Andrés Melero

Andrés Melero, 47 años, pareja de Ingrid y papá de Nora, Cloe y Elsa. En 2018 ataques de epilepsia delataron a mi Tumor Cerebral. Me operaron y me quitaron un trozo de Hipocampo y Amígdala izquierdos. El éxito quirúrgico dejó un hueco sin neuronas en mi cerebro. Solo líquido cefalorraquídeo. Hoy Amnesia, Raynaud, Afasia, Hiperacusia, Anomia… son algunos de mis daños invisibles. Familia, amigos, escritura, música, deporte y redes, mi mejor medicina. Amor y humor me ayudan mucho.

Sandra Fernández. Asociación daño cerebral invisible.

Sandra Fernández

Soy Sandra Fernández, era profe de educación especial.Tengo dos hijas de 5 y 8 años.
Hace 5 años y medio, estando embarazada de 26 semanas sufrí una hemorragia cerebral, debido a una malformación arteriovenosa de nacimiento. Pero la vida me dió otra oportunidad siempre con sonrisa y con ilusión!.

Santiago Alcalde. Asociación daño cerebral invisible.

Santiago Alcalde

Soy Santiago tengo 70 años, profesor de Ciencias Naturales hasta 2005, en que tuve un accidente de coche en Asturias, era de noche, llovía e iba solo. Estuve “más allá que pacá” mes y medio, luego rehabilitación en la Beata, ambulatoriamente hasta hoy. Mi familia es lo mejor que tengo en el mundo, junto con mis amigos que son muchos y una relación maravillosa. Oficialmente estoy discapacitado, aunque estoy lo suficientemente bien para funcionar en casi todo. Estoy encantado de participar en nuestra asociación.

Luz Prieto. Asociación daño cerebral invisible.

Luz Prieto

Hola, soy Luz. En el año 2017 me dio un infarto de miocardio con 18 minutos de parada, lo que me provocó un daño cerebral con secuelas de baja visión: veo un túnel bastante difuminado. Tengo la estabilidad regular. En la cabeza… me molestan los ruidos, las conversaciones cruzadas, hay días en que me levanto como si estuviera borracha. 

Era peluquera, era feliz… pero ahora me he dado cuenta de que soy más feliz. ¡Me alegro de estar en esta asociación! 

José Monpean. Asociación daño cerebral invisible.

Jose Monpean

Allá por agosto del 2021 a mi tierna edad de 46, un ictus isquémico le dio por atacarme de forma nocturna y con alevosía para así propagar con más fiereza mi DCA por el cerebrito, para dejarme secuelas físicas importantes, así como otras menos evidentes y desconocidas por el público en general y que es necesario visibilizarlas. Dos días después ya en la unidad de ictus del hospital clínico San Carlos, un ictus -esta vez hemorrágico- se quiso cebar conmigo nuevamente. Cuando salí del hospital estabilizado clínicamente todo eran incógnitas hasta que descubrí mi CEADAC, que me ha abierto los ojos y me ha dado esperanzas de que un nuevo futuro es posible. Y en esas estamos. Siempre hacia delante.

David Monge. Asociación daño cerebral invisible.

David Monge

Soy David Monge Cuenca nací en agosto de 1979, soy Tecnico Superior de Automoción y Profesor y Director de Formación Vial. Padecí 2 traumatismos craneoencefálicos y múltiples roturas por todo el cuerpo en 2005 y 2016. Con la gran ayuda de muchos profesionales y mis inmensas ganas de avanzar y superarme, poco a poco fuimos alcanzando mis retos, reaprendiéndo, mejorando y adaptando cada momento y circunstancia de mi vida. Con muchas ganas y esfuerzo estudié Neurorehabilitación y Terapia Ocupacional, con el deseo de seguir ayudando al compartir mi aprendizaje y experiencias de la vida.

Fernando Romero. Asociación daño cerebral invisible.

Fernando Romero

Soy Fernando, tengo mujer y cuatro hijos, y ellos dicen que papá es “JURISPOETA”. Creo que lo dicen porque, después de descubrirme y extirparme en 2015 un tumor cerebral que se me formó en el vientre materno, hoy por hoy no puedo ejercer como Abogado, ni dedicarme a administrar empresas. Mi dañada capacidad para crear recuerdos y las dificultades que encuentro ahora para planificar y realizar cualquier trabajo, físico e intelectual, por simple que parezca, no me lo permite. Mi vida reconstruida, después del daño cerebral, me está permitiendo, no sin esfuerzo, sacarle el mayor partido a mi faceta de poeta y padre, y, como voluntario, poder ayudar a mucha gente que, en mi otra vida, ni hubiera caído en la cuenta de sus necesidades.

Nacho Granados

Soy Nacho. Soy biólogo, profesor, padre y pareja de una persona con DCA. La he acompañado en todo su proceso de recuperación y aceptación. Personalmente he vivido momentos duros por la carga emocional y familiar que ha supuesto.  He aprendido a convivir con las secuelas invisibles del DCA y he aprendido mucho por el camino. Al principio me olvidé de mí mismo y, a medida que mi pareja ha ido mejorando he ido retomándome y cuidándome más.

Aniana García-Morato. Asociación daño cerebral invisible.

Aniana Gª-Morato

Soy Aniana, psicóloga clínica, instructora de mindfulness y amiga de una persona con DCA. Me apasiona aprender, trabajar con grupos y aportar la herramienta del mindfulness adaptada en el acompañamiento de personas con DCA.

Isotipo Asociación daño cerebral invisible.

El libro

El daño cerebral invisible

Alteraciones cognitivas en TCE, ictus y otras lesiones cerebrales

Una obra escrita por Aurora Lassaletta donde recoge sus experiencias con el daño cerebral.

«Casi desde el principio fui recogiendo a modo de diario mi experiencia para intentar entender y resolver lo que me pasaba. Unos años después esta especie de diario se convirtió en un libro, que trata de visibilizar las secuelas menos evidentes del DCA.»

Algunas reseñas

«Este libro cuenta, de forma amena ­―muchas veces incluso divertida― y muy cercana al lector, la experiencia de la autora tras sufrir una lesión cerebral como consecuencia de un accidente de tráfico que la obligó a emprender un camino de aprendizaje y superación que todavía recorre hoy en día. Mediante numerosas anécdotas extraídas de su vida cotidiana a lo largo de un periodo de más de diez años, Aurora Lassaletta, psicóloga clínica de profesión, traza un recorrido por los síntomas cognitivos, conductuales, emocionales y físicos del daño cerebral leve a los que ha tenido que enfrentarse en este tiempo, destacando, por una parte, su invisibilidad, esto es, la dificultad que conlleva para otras personas, incluso para las más cercanas como familia y amigos, comprender o percibir estos síntomas como secuelas reales de la lesión; y, por otra parte, proporcionando a otras personas afectadas por el daño cerebral leve, y a sus más allegados, estrategias y recursos para afrontar el día a día y minimizar las frustraciones y limitaciones que estos pacientes se ven obligados a enfrentar.  La autora colabora con asociaciones y personas con daño cerebral adquirido de forma habitual.  Una neuropsicóloga y una médico rehabilitador acompañan a la autora en su narración, proporcionando, desde sus respectivas especialidades, la explicación científica de los episodios que configuran el relato.»
Anabel Hernández. Editora Residencia Estudiantes
«Sencillo, profundo, completo, innovador, acerca de la visión del daño cerebral invisible. Un acompañamiento novedoso y especializado para todo profesional de ayuda y para todo lector interesado en estos temas o que haya vivido esta experiencia.».
Loretta Cornejo. Psicoterapeuta y escritora.
”Este maravilloso relato es el de una persona excepcional, capaz de alzarse sobre infortunios, prejuicios bienintencionados y algunas limitaciones y obsequiarnos con su melodía más genuina , transmitiendo un mensaje directo y cristalino de esperanza y optimismo”.
Ana Frank García. Neuróloga. Jefe de Sección Servicio de Neurología del Hospital Universitario La Paz
«El accidente de Aurora Lassaletta ocurrió en el tiempo en que estaba formándose en terapia gestalt en nuestra escuela. Su desgracia nos dejó desolados e impotentes. Diez años después nos regala este testimonio conmovedor de su “otra” vida con daño cerebral, comunicando generosamente su proceso de readaptación, su coraje frente a las limitaciones y su comprensión de sí desde un nuevo ángulo cognitivo, emocional y creativo, que espero que resulte revelador para quienes estéis atravesando (o acompañando) encrucijadas similares. Un libro para el asombro y la gratitud»
Paco Peñarrubia. Psicoterapeuta. Director de la Escuela Madrileña de Terapia Gestalt

Raquel García

Soy Raquel, una colección de piezas de puzzle entre aventurera, librera, escritora y psicóloga, en busca de reencontrar una identidad.

Tuve una FAV (fístula arteriovenosa) que tardaron más de un año en diagnosticar y que se complicó en quirófano.

Tengo problemas con la atención, la organización, el ruido, inhibir distractores y el cansancio cognitivo, a cambio he ganado una manera diferente de relacionarme con el mundo y muchas ganas de seguir adelante.

Verónica Martínez. Asociación daño cerebral invisible.

Verónica Martínez

Soy Verónica, coruñesa, madre de Cecilia y Teo y arquitecta urbanista de formación. Desde 2004 vivo y trabajo en Madrid como consultora en urbanismo y movilidad, especialmente dedicada a la infancia y su relación con la ciudad y el espacio público.
En 2013 tuve un politraumatismo en accidente ferroviario con un TCE severo que me causó un Daño Cerebral. Hice la neurorrehabilitación en el CEADAC, donde descubrí la complejidad cerebral y su relación con la autonomía personal. Desde 2015, imparto los talleres “Camino al CEADAC” sobre accesibilidad y movilidad, para ayudar a recuperar la autonomía personal en los desplazamientos urbanos después del DCA. En 2020 hice el Máster en Discapacidad, Autonomía Personal y Atención a la Dependencia de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Fundación Derecho y Discapacidad.

Alicia Artiaga. Asociación daño cerebral invisible.

Alicia Artiaga

Soy Alicia y tengo una lesión cerebral invisible a ojos de la mayoría. Me cuesta encontrar mi sitio, porque la mayor parte de las capacidades que reconocía en mí no han menguado desde mi accidente de moto. Son algunos procesos a los que no prestaba atención (como planificar, iniciar tareas o domar mi voluntad) los que no funcionan como antes. Entiendo, más que nunca, el valor y la belleza del trabajo en equipo. Ingeniera Superior de Telecomunicaciones y Coach especializada en Adolescentes y Familia, desde siempre con interés genuino en la persona y ahora, también, obsesionada por los mecanismos que nos incitan a pasar a la acción. Acompaño a personas de edades diferentes y capacidades diferentes, segura de que el camino de todos pasa por entender que nuestros talentos son complementarios.

Rafael P. Martínez. Asociación daño cerebral invisible.

Rafael P. Martínez​

Mi nombre es Rafa, soy educador y me interesa muchísimo todo lo relacionado con la diversidad y la inclusión social; desde 2021 vivo todo esto en primera persona. En febrero de ese año tuve un ictus y a raíz de ello tengo daño cerebral adquirido, “algo” que limita mi capacidad para mantenerme concentrado, memorizar o comunicarme con los demás. Estas limitaciones que, en ocasiones, cuestan reconocer a simple vista suponen para mí un gran reto. Por eso, tras mi paso por el CEADAC y conocer a Aurora Lassaletta comencé a ser consciente de la importancia que tiene visibilizar el daño cerebral invisible.

Andrés Melero. Asociación daño cerebral invisible.

Andrés Melero​

Andrés Melero, 47 años, pareja de Ingrid y papá de Nora, Cloe y Elsa. En 2018 ataques de epilepsia delataron a mi Tumor Cerebral. Me operaron y me quitaron un trozo de Hipocampo y Amígdala izquierdos. El éxito quirúrgico dejó un hueco sin neuronas en mi cerebro. Solo líquido cefalorraquídeo. Hoy Amnesia, Raynaud, Afasia, Hiperacusia, Anomia… son algunos de mis daños invisibles. Familia, amigos, escritura, música, deporte y redes, mi mejor medicina. Amor y humor me ayudan mucho.

Sandra Fernández. Asociación daño cerebral invisible.

Sandra Fernández

Soy Sandra Fernández, era profe de educación especial.Tengo dos hijas de 5 y 8 años.
Hace 5 años y medio, estando embarazada de 26 semanas sufrí una hemorragia cerebral, debido a una malformación arteriovenosa de nacimiento. Pero la vida me dió otra oportunidad siempre con sonrisa y con ilusión!.

Santiago Alcalde. Asociación daño cerebral invisible.

Santiago Alcalde

Soy Santiago tengo 70 años, profesor de Ciencias Naturales hasta 2005, en que tuve un accidente de coche en Asturias, era de noche, llovía e iba solo. Estuve “más allá que pacá” mes y medio, luego rehabilitación en la Beata, ambulatoriamente hasta hoy. Mi familia es lo mejor que tengo en el mundo, junto con mis amigos que son muchos y una relación maravillosa. Oficialmente estoy discapacitado, aunque estoy lo suficientemente bien para funcionar en casi todo. Estoy encantado de participar en nuestra asociación.

Luz Prieto. Asociación daño cerebral invisible.

Luz Prieto

Hola, soy Luz. En el año 2017 me dio un infarto de miocardio con 18 minutos de parada, lo que me provocó un daño cerebral con secuelas de baja visión: veo un túnel bastante difuminado. Tengo la estabilidad regular. En la cabeza… me molestan los ruidos, las conversaciones cruzadas, hay días en que me levanto como si estuviera borracha.

Era peluquera, era feliz… pero ahora me he dado cuenta de que soy más feliz. ¡Me alegro de estar en esta asociación!

José Monpean. Asociación daño cerebral invisible.

Jose Monpean

Allá por agosto del 2021 a mi tierna edad de 46, un ictus isquémico le dio por atacarme de forma nocturna y con alevosía para así propagar con más fiereza mi DCA por el cerebrito, para dejarme secuelas físicas importantes, así como otras menos evidentes y desconocidas por el público en general y que es necesario visibilizarlas. Dos días después ya en la unidad de ictus del hospital clínico San Carlos, un ictus -esta vez hemorrágico- se quiso cebar conmigo nuevamente. Cuando salí del hospital estabilizado clínicamente todo eran incógnitas hasta que descubrí mi CEADAC, que me ha abierto los ojos y me ha dado esperanzas de que un nuevo futuro es posible. Y en esas estamos. Siempre hacia delante.

David Monge. Asociación daño cerebral invisible.

David Monge

Soy David Monge Cuenca nací en agosto de 1979, soy Tecnico Superior de Automoción y Profesor y Director de Formación Vial. Padecí 2 traumatismos craneoencefálicos y múltiples roturas por todo el cuerpo en 2005 y 2016. Con la gran ayuda de muchos profesionales y mis inmensas ganas de avanzar y superarme, poco a poco fuimos alcanzando mis retos, reaprendiéndo, mejorando y adaptando cada momento y circunstancia de mi vida. Con muchas ganas y esfuerzo estudié Neurorehabilitación y Terapia Ocupacional, con el deseo de seguir ayudando al compartir mi aprendizaje y experiencias de la vida.

Fernando Romero. Asociación daño cerebral invisible.

Fernando Romero

Soy Fernando, tengo mujer y cuatro hijos, y ellos dicen que papá es “JURISPOETA”. Creo que lo dicen porque, después de descubrirme y extirparme en 2015 un tumor cerebral que se me formó en el vientre materno, hoy por hoy no puedo ejercer como Abogado, ni dedicarme a administrar empresas. Mi dañada capacidad para crear recuerdos y las dificultades que encuentro ahora para planificar y realizar cualquier trabajo, físico e intelectual, por simple que parezca, no me lo permite. Mi vida reconstruida, después del daño cerebral, me está permitiendo, no sin esfuerzo, sacarle el mayor partido a mi faceta de poeta y padre, y, como voluntario, poder ayudar a mucha gente que, en mi otra vida, ni hubiera caído en la cuenta de sus necesidades.

Nacho Granados. Asociación daño cerebral invisible.

Nacho Granados

Soy Nacho. Soy biólogo, profesor, padre y pareja de una persona con DCA. La he acompañado en todo su proceso de recuperación y aceptación. Personalmente he vivido momentos duros por la carga emocional y familiar que ha supuesto. He aprendido a convivir con las secuelas invisibles del DCA y he aprendido mucho por el camino. Al principio me olvidé de mí mismo y, a medida que mi pareja ha ido mejorando he ido retomándome y cuidándome más.

Aniana García-Morato. Asociación daño cerebral invisible.

Aniana Gª-Morato

Soy Aniana, psicóloga clínica, instructora de mindfulness y amiga de una persona con DCA. Me apasiona aprender, trabajar con grupos y aportar la herramienta del mindfulness adaptada en el acompañamiento de personas con DCA.