Opiniones sobre el libro

Por favor comparte tu opinión sobre el libro. En comentarios o en Contacto. ¡Muchas gracias!

“Aún lo estoy leyendo, pero es como si lo hubiese escrito yo porqué hay tantas cosas que nadie llega a entender, por muy allegados que sean, y es aquí donde me he sentido comprendida. Gracias por lanzarte a escribir, esto nos está ayudando a muchos.” Julia A.

“¡¡Una maravilla de libro!! De esos que me resultan inolvidables. Útil para quienes tengan DCA y para los demás ya que nos permite comprender a los primeros e incluso generalizar esa manera de acercarnos al otro y ahora nosotros mismos sin juzgar. También es una demostración de resiliencia. Además se deja leer muy fácilmente.” Graciela O.

“Enhorabuena por el libro. Lo he leído y me he visto muy reflejado en él. En mi caso tengo dañados los 2 lóbulos frontales y casi todos los síntomas que explicas en el libro son mi día a día. Ahora intento aprender algunas estrategias y aprender a dosificar esfuerzos para poder estar con mi mujer y mis hijos en el mejor ambiente posible y ayudar en lo que pueda.” Jose G. 

“Hola, Aurora. Me está gustando tu libro. Es auténtico, sobre todo para las personas que han pasado una similitud igual o parecida. Como me pasó con la presentación del libro, creí que me pasaban esas cosas a mí sóla, cuando me entero que a los demás también les ha pasado lo mismo.” Ángeles D.

“El libro me lo he leído del tirón este fin de semana. Me ha resultado muy ameno y a la vez muy orientativo toda la parte de neuropsicología que vais introduciendo en otro color y que va complementando lo experiencias. Yo trabajo en Discapacidad Intelectual, un campo diferente, pero me ha servido para poner palabras a muchas de las personas a las que trato y que ellos no pueden expresarlo y muchas veces intentamos adivinarles qué les estará pasando. Aunque sean daños muy diferentes creo que ayuda a ponerse en las dificultades del otro, incluso me ayuda a mi, para ir reconociendo pequeños fallos que se van produciendo con la edad y de los que vas tomando conciencia, en cuanto a memoria, capacidad de procesar muchas informaciones a la vez… Eres una mujer muy valiente y fuerte, da gusto acercarse a personas como tú y ver cómo se esfuerzan cada día.” Paloma G.

“Sólo quería darte la enhorabuena por tu libro. Me lo he leído en menos de una semana, porque es super interesante y está muy bien escrito. He aprendido un montón de cosas sobre daño cerebral y quería darte las gracias por haberlo escrito.” Marta R.

“Te cuento que quienes están leyendo tu libro están encantados, sobre todo mi madre, me dicen ‘anda, mira le pasa como a tí’; yo creo que están contentos porque lo entienden muy bien, los médicos usan demasiados tecnicismos”. Josefa L. 

“No sólo sé de tu libro sino que me lo leí en una sentada y me encantó. Es un testimonio emocionante y un ejemplo precioso de perseverancia y superación. ¡Que sepas que soy tu fan!”. Eduardo B.

“Acabo de terminar de leer tu libro. Lo he leído sin parar, como se dice de una sentada. Me ha gustado mucho, es ameno y fácil de leer Me ha encantado leerlo. Te muestras y describes tus situaciones de una forma sencilla, clara y entrañable; tal  cual eres y como te sientes.En algunos momentos mis lágrimas han asomado a mis ojos. Bien es cierto que soy muy emotiva y sensible a las situaciones de otras personas. Quizás haya tenido el factor emocional mas a flor de piel por conocerte de hace mucho tiempo y por conocer toda tu trayectoria desde el accidente. Me alegra mucho saber que con el tiempo has ido superando dificultades y que sigues cada día intentando superarlas. Creo que tu libro, puede servir a muchas personas que encontrándose en la misma situación no sepan que les pasa, desconozcan como superar algunas cosas  o sencillamente no sepan aceptarlas; ya que lo describes muy bien. Por otro lado, algunas situaciones que sientes y expones nos pueden servir a los que vamos envejeciendo, ya que nuestras neuronas se nos van apagando. No debido a un trauma, pero si a un envejecimiento neuronal.” Lupe O.

“Acabé de leer tu libro que por cierto me ha encantado. Creo que es el mejor regalo que nos puedes ofrecer a todos. Para aprender a superarnos y vivir cada día, para comprender a la gente que nos rodea con daños cerebrales invisibles (no sabes la de alumnos que tenemos que no comprendemos en las aulas con diferentes afecciones) y seguro que a todas las personas que los padecen y no encuentran respuestas. Te FELICITO de todo corazón. Tienes una fortaleza y un animo admirables. Enhorabuena y mucho animo.” María G.

“Gracias al libro de Aurora he pasado de sentirme una persona rara a empezar a comprenderme. Me gustaría que lo conocieran la mayor parte de médicos, especialistas, familiares y amigos para que los intentos de comunicación no fueran tan deficientes.” Lurdes M.

“Gracias por escribir un libro como este.” Francisco O.

“Quisiera destacar sobre la admirable laboriosidad del trabajo, esas “perlas” personales y que dan al libro un carácter singular, de una gran generosidad.
Se ha reconocido la utilidad para quien ha experimentado algo similar o sus familiares. Creo que su lectura inspira y nos refuerza nuestra autoestima a todos.” Gonzalo M.

“Libro interesantísimo para todo el mundo. Aurora cuenta las estrategias, que se ha visto forzada a desarrollar, tras su gravísimo TCE: como rutinas saludables diarias, necesidad de descanso, búsqueda de la atención, estrategias organizativas, expresión afectiva, participación de la vida social, la música como recurso terapéutico…
Todos nos podemos sentir identificados con algunas de las dificultades que expresa Aurora, por nuestro ritmo de vida ajetreado, cuando pasamos por situaciones de estrés, o por el paso de los años. La lectura de este libro me ha llevado a la reflexión de la necesidad de cuidar y entrenar nuestro cerebro, tanto como el cuerpo, así que agradezco este manual de buenas prácticas para el ejercicio mental de cualquier ser humano”. Ana V. (Psicóloga)

“Aurora, con tu libro he aprendido a entender a las personas con DCA más que con los dos máster que he realizado. Gracias.” Miriam C. (Terapeuta ocupacional)

“Hola Aurora!.Quería darte las gracias por el libro que has escrito (no sin poco esfuerzo).Decirte que has conseguido que lea mas de 800 paginas (hasta el momento).Me siento tremendamente identificado contigo y quiero decirte que empatizo contigo. Aunque nuestras lesiones difieren en lo que se refiere a las secuelas derivadas del DCA, coincido en gran medida en lo referente a dificultades cognitivas y decirte que durante estas paginas que he leído he podido sonreír y aprender a normalizar sentimientos que creía que estaban solo en mí. Eres una persona inteligente, muestra de ello es inequívocamente tu sentido del humor que también comparto y tengo por bandera en mi dia a dia junto a mi espíritu de lucha. Mi blog fue mi válvula de escape durante muchos años. Gracias por brindar tu ejemplo con tu libro que estoy terminando en ebook. No hace mucho tiempo un comercial de la fabrica de calzado ortopédico que me facilita mis ayudas técnicas me dijo al conocer mi historia que yo era un ejemplo a seguir y una persona de la cual pueden aprender muchas otras personas.Ahora como afectado y superviviente de DCA te lo digo a ti.¡Eres un ejemplo de superación personal! Un saludo” Raúl R.

“Si, lo he leído me ha parecido interesante, sus vivencias, y, todos estos síntomas que manifestó después de,. Yo tuve un derrame cerebral, gracias a Dios no tuve secuelas, pero el grado de ansiedad durante ese año, fue terroríficos, por miedo a…., me limitaba cada hora del dia, pero tuve que luchar para no caer en ese miedo, para mi fue una secuela invisible, que no me dejaba ser persona…” Olga N.

“Soy una persona joven (22 años) con un DCA por un motivo similar al de la autora, creo que el libro explica con gran exactitud lo que siente alguien con un DCA.
Gran ayuda para familiares de pacientes con este daño, aunque no hay que tomar todo al pie de la letra, a mi ese cansancio mental del que habla lo siento en forma de ansiedad fuerte, por ejemplo. No son todos los síntomas iguales para todo el que sufra un DCA pero interpretándolos con la mente abierta se puede entender a estas personas, incluso a uno mismo, que muchas veces no entendemos nuestro “nuevo yo” después de un DCA.” Darío E.

“Acabo de terminar tu libro en estos días. Mi madre ha sufrido dos ictus en los últimos años, y me ha servido para comprender sus dificultades mucho mejor. Espero que ella logre leerlo a pesar de sus secuelas también en la lectura.
Me ha producido cierta envidia sana tu experiencia en el CEADAC, pues los que no vivimos en Madrid, por ejemplo, no podemos disfrutar de la oportunidad de rehabilitarnos con esos profesionales que escasean en otras provincias (sobre todo neuropsicólogos). En el caso de mi madre solo la trataron brevemente en logopedia y fisioterapia al principio, el resto del seguimiento médico solo ha sido a nivel de análisis y demás pruebas médicas que solo abordan lo fisiológico, lo demás es como si no importase. ¡Muchas gracias por este gran libro!”. Ana J.

“Cuando comencé a leerlo, me puse a llorar desconsoladamente, porque me sentía tan identificada y más yo, que durante 14 largos años, he ido, de médico en médico, esperando una respuesta a lo que me ocurría y nadie me la supo dar. Ahora tras 14 años, ya estoy en el sitio adecuado para mi, en un Hospital con personas con DCA. Tú libro me parece tan maravilloso, que me he comprado otro, ya que tengo interés en que lo lean, ciertas personas y el mío lo quiero guardar como un Tesoro. Gracias, Aurora!” Nuria Z.

“Enhorabuena por el libro. Lo he leído y me he visto muy reflejado en él. En mi caso tengo dañados los 2 lóbulos frontales y casi todos los síntomas que explicas en el libro son mi día a día. Ahora intento aprender algunas estrategias y aprender a dosificar esfuerzos para poder estar con mi mujer y mis hijos en el mejor ambiente posible y ayudar en lo que pueda.” José G.

“Ya he leído tu libro y te felicito por él. Me he sentido identificada en casi todos los síntomas y algunas situaciones. Lo cual me ha hecho sentir “comprendida”. Tu libro me ha ayudado a no sentirme culpable. Y eso es mucho!. Ponerle nombre a una dolencia, ayuda; lo sabes cómo profesional de la salud. Te deseo mucha suerte en todo.” Eva F.

 

 

2 comentarios en “Opiniones sobre el libro

  1. Hoy mi médica de rehabilitación me ha dado una explicación a lo que me ocurre desde hace un año que me dio un ictus, me ha recomendado tu libro. Ya lo he encargado y estoy deseando leerlo. Me siento aliviada, espero que me ayude. Te comentaré.

Deja un comentario